DÍPTICO DE MEDIANOCHE O EL ADORMILANTE HUMO DEL INCIENSO por Cira Romero

Por Cira Romero Foto: GustavRelob G.BaskyStudio   No somos sacerdotes, tampoco predicamos,                     cada hombre ha de alzarse a su propia estación,                     más bueno es que recuerden que cuerdas como estas                     entre los cielos mueven la espada y el clarín.                                                            («Para los cuatro gremios»                …

DÍPTICO DE MEDIANOCHE O EL ADORMILANTE HUMO DEL INCIENSO por Cira Romero

Por Cira Romero   No somos sacerdotes, tampoco predicamos,                     cada hombre ha de alzarse a su propia estación,                     más bueno es que recuerden que cuerdas como estas                     entre los cielos mueven la espada y el clarín.                                                            («Para los cuatro gremios»                      …